Poemas de Manuel Noctis


SUEÑOS GUAJIROS
Manuel Noctis


Va pa’ toda la gente de Oaxaca



“No entiendo que nos pasa a todos,  hemos perdido la razón”
Enrique Bumbury




El cielo llora
Nauseabundas penas emanan de sus entrañas
Miradas cabizbajas
                               Soñolientas
Transitan sin descifrar delante
Por sanar heridas
                            Por colmar el llanto

El calor apretujado
Quisiera contener a todos
Pero solo envuelve a unos cuantos
                                                         Apaciguados
Los demás ya no están
Han victimado
                  Se los han llevado
Hay un dolor inmenso
Perpetrado por esta pútrida realidad
Aquí los sueños son guajiros
                                              No concretan
                                                                   Expiran
Las batallas son intensas
                                        Repugnantes
Llenas de odio

El agua se mezcla con la sangre que ha brotado
                                                                             Pasmosa
                                                           Coagulada
La esperanza se ha golpeado
                                                Ultrajado
Pero hay un ímpetu que los une a todos
                                                                Juntos
                                                                           Hermanados
Madres
            Padres
                        Jóvenes
                                      Ancianos
Y niños con el anhelo de que mañana amanezca soleado.






PENAS A CARCAJADAS
Manuel Noctis

Valeria, acobardada por tal desencanto
procuraba a sus labores
a veces sin razones
y muchas otras sin esplendores,
postulada por su propia gente
como una simple y cualquiera
todos en el barrio
le decían que era una inculta ramera
ella vivía y gozaba en su canto
engullía y cortaba de espanto
lamía la carne de esos perros
y abarrotaba los gusanos
como sus desvelos
a veces lloraba y muy poco reía
pero siempre encontraba
algo que a ella mucho le sorprendía
jugaba y jugaba todas las noches
como si en su nítida estancia
acariciara a la Luna
así como a sus descorches
Valeria pedía y mucho imploraba
que a su sola presencia
tan solo se le cobijara
como ella tanto quería
como ella tanto esperaba
siempre salía y corría por todas las calles
sin importarle nada
más que sus pequeños detalles
a veces comía y nunca se bañaba
pues solo reía, lloraba y soñaba,
Valeria quería ser grande
quería comerse al mundo entero
quería tragárselo
y escupirlo por su trasero,
en una Noche tan llena de llanto
en una noche tan empapada de lágrimas
desesperada por no poder encontrar
sus penas a carcajadas
su mano apagó ese tormento
y Valeria tirada sobre su estúpida cama
acarició tan solo por ese momento
el recuerdo de tanto dolor
y mortífero sufrimiento.







Manuel Noctis
Morelia, Michoacán (1985). Actualmente cursa la licenciatura en Lengua y Literaturas Hispánicas de la UMSNH. Coordina el Colectivo Sangre de Erato. Ha publicado el libro Dani Morgan: ente de la oscuridad (2004), el tríptico Diálogos (2006) y la plaquette Híbrido (Ed. La Nopalera 2006). Ha publicado sus textos en los suplementos Letras de Cambio (Cambio de Michoacán), Vuelta de Hoja (La Jornada Michoacán) y Rompecabezas (La Noticia. Lázaro Cárdenas). En las revistas Palabrero (Conafe), Molino de Letras (Texcoco), Hilo (Morelia), Bitácora Cultural (Lázaro Cárdenas), Papalotzi (Guadalajara), Psicoactivo (Morelia), Versodestierro (DF), Va de Nuez (Nogales) y en el periódico cultural Epígrafo de Morelia. Es el director y fundador de la revista Clarimonda.
Tags: × × ×

0 comentarios